I woke up this morning.

Pequeña historia del metro.

Hace unos meses. Línea 6 dirección Nation, procedencia Place d’Italie. Sale del vagón un músico que tocaba el acordeón. Entra otro rasgando un blues con una vieja guitarra. Sólo puedo escucharle, estoy sentado de espaldas a él. Hay algo verdadero y muy potente en la música de este hombre, se puede sentir en los rostros de todos los que viajamos en el vagón. El músico tiene toda nuestra atención. La canción es muy sencilla, sólo tiene una frase como única letra que se repite insistentemente, pero que cada vez parece tener un significado diferente. I woke up this morning, I woke up this morning, I woke up this morning. Una vez terminada la canción, el músico se sienta y comienza a hablar con un fuerte acento que no puedo localizar. Se queja de que todo su dinero, todo lo que gana en el metro, es para «Le chinois et la chinoise» (el chino y la china), la pareja que regenta la pensión de Montreuil donde se alberga. «Le chinois et la chinoise», es el nuevo estribillo que repite sin parar.

Historias del Frank Zappa del 12ème.

Tengo sabrosas informaciones sobre Frank Zappa. Me lo ha contado el camarero del café. Trabaja como una especie de mensajero de facturas para el gimnasio de su hermano. Este gimnasio está justo al lado del café, por eso pasa primero por delante y aparece luego a los pocos minutos por la puerta. Baja por el Boulevard, entra en el gimnasio, entrega o recoge las facturas y entra a tomar su Kir en el café. El camarero me lo ha confirmado, viene todos los días. Él también sospecha que se va parando por todos los cafés del barrio. 

Ayer en la piscina. 

Me ha tocado la taquilla 41. Mi edad, tengo 41 años. Todo encaja, todo en su sitio. Luego ha sido como mi cumpleaños, no había casi nadie nadando. Por un momento he compartido mi calle con sólo otro nadador. Ha durado poco, pero ha sido un momento estelar. El otro día me comentaba un colega galés que lleva unos años viviendo en París: «En París te pasas todo el día comiendo mierda hasta que, de repente, cuando estás a punto de ahogarte la ciudad te hace un regalo que te hace tan feliz que se te pone una cara de tonto de tres pares de pelotas». El chaval es todo un poeta, no puedo estar más de acuerdo con él. Al estar bajo el agua, con gorro y gafas de natación, nadie ha podido apreciar mi cara de tarado extasiado.  

La vida imaginaria de Djoko. 

No entiendo que hace Djoko durante el día, es un misterio. No trabaja, es un padre entregado a sus dos pequeños monstruos. Esta mañana he escuchado, como todas las mañanas a las siete y cuarto, a Djoko despedirse de su mujer. Hoy se han dado un sonoro beso al despedirse. Djoko debe estar muy contento, todas las mañanas suele llevarse unas broncas tremendas. Ella sí trabaja, no tengo ni idea donde. Los niños, D1 y D2, adoran a su padre. Cuando entra en casa lo reciben con gritos ultrasónicos. Djoko se pasa el día en el ascensor. Sube y baja por lo menos tres o cuatro veces entre las siete y nueve de la mañana. Pasada esa hora se encierra en casa y ya no sale hasta las cuatro de la tarde para ir a buscar a sus bestezuelas. 

Me imagino cruzarme con Djoko por la calle. Arrinconarle y ponerle contra las cuerdas: «¿Qué coño haces encerrado en casa todo el día? ¡Confiesa, especie de tarado!». Djoko rompería a llorar y entre sollozos acertaría a decir: «No aguanto mas, quiero volver a mi país, no soporto esta ciudad, pero no puedo, allí han puesto precio a mi cabeza». Esta es la vida imaginaria de Djoko. Es un criminal de guerra, es un asesino arrenpentido y humillado que ahora es torturado por sus hijos, su mujer y su suegra (el zombi).

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.